top of page
Ceremonia de Cacao

Círculo de Cacao

Desde la cosmología Maya el CACAO representa el espíritu mientras que el maíz es nuestro cuerpo,  es una medicina para el corazón,
un superalimento y potencializador de la energía del amor. 

Esta herencia de nuestros ancestros Mayas, era cultivado por esta cultura desde hace 2,500 años, era considerado sagrado por lo que solo el emperador y la nobleza podían consumirlo.
El «Xocolatl» como nosotros lo conocemos, se prepara especialmente para cada círculo.
 
Este Cacao Ceremonial es chocolate puro que contiene el balance de componentes e ingredientes ideales que estimulan esa unión del espíritu, el cuerpo, calman la mente y  te permite acceder a la vibración del corazón: Sana y activa una frecuencia muy especial y amorosa en cada persona.

IMG_4016.jpg

Compartir

Cuando se trabaja en ceremonia con el espíritu de este grano se realiza un viaje al interior de nuestro ser donde reside la sabiduría; nuestro corazón. 

El espíritu del CACAO te permite armonizar a nivel emocional y espiritual lo que necesites, esta ceremonia te reconecta con la belleza, la dulzura y el amor que reside en ti mismo. Terapéuticamente te ayuda a que recuperes tu poder para relacionarte y para servir a los demás.

Preparado para ceremonia, encontramos un nivel elevado de Teobramina, la cual produce las betas-endorfinas. Estas hormonas son las responsables directas de las sensaciones de tranquilidad, relajación y felicidad. Actúa como diurético y estimula el sistema renal. Tiene un efecto estimulante en el sistema nervioso central.

¿Quieres conocer más?

El cacao contiene antioxidantes naturales, adecuados principalmente como protección contra las enfermedades del corazón y que ayudan también a prevenir enfermedades degenerativas, el envejecimiento de las células e incluso el cáncer.

Una dosis ceremonial de cacao es de 35 a 40 gramos de cacao por persona. Comienza a tener un efecto físico entre 30 y 45 minutos después de haberlo consumido.

 

Acelera el flujo sanguíneo en nuestro cuerpo, por lo que la irrigación en nuestro cerebro aumenta hasta un 40%, trayendo claridad y presencia al pensamiento. Nuestro corazón comienza a latir con mayor fuerza, a un nivel sutil la energía del corazón se expande, se hace mas presente, podemos escucharlo y sentirlo con mayor claridad.

No es recomendable para personas con operaciones recientes y/o hipertensas. 

Mujeres embarazadas pueden asistir sin consumir el cacao, se recibe el espíritu y conexión de forma diferente.

bottom of page